Los españoles somos cada vez más redonditos, en esto sí nos ponemos de acuerdo

Los españoles somos cada vez más redonditos, en esto sí nos ponemos de acuerdo

Según el Estudio Nutricional de la Población Española (ENPE), publicado en la Revista Española de Cardiología (REC) y que ha analizado a 3.801 hombres y mujeres entre 25 y 64 años, la prevalencia de sobrepeso en nuestro país se sitúa en un 39,3%,y la de obesidad en el 21,6%.
Por sexos:

La obesidad es mayor en los hombres que en las mujeres
En los hombres el peso aumenta significativamente en el grupo de 25-34 años, seguido por el de 35-44 años
En las mujeres el peso aumenta significativamente con la edad.
Por Comunidades:

Primer lugar Asturias (25,7%), seguida de Galicia (24,9%) y Andalucía (24,4%).
Los más delgados, Baleares(10,5%) y Cataluña (15,5%) .
La situación no ha mejorado con respecto al Estudio de Nutrición y Riesgo Cardiovascular (ENRICA) realizado entre 2008 y 2010 que estimó una prevalencia de obesidad de 22,9% en la población española mayor de 18 años”.

En consecuencia :
-Es urgente tomar medidas para frenar el aumento de riesgo de padecer enfermedades no transmisibles que actualmente son la primera causa de muerte en el mundo y se asocian con sobrepeso y obesidad .
-El enorme gasto sanitario que provoca esta situación (tratamiento de estas enfermedades o cirugía bariátrica) sale del bolsillo de todos.
Por otro lado:
El ambiente no ayuda
• Vivimos sentados o tumbados (inactividad física)
• Con frecuencia, no hay tiempo ni ganas de cocinar (horarios de ingesta inadecuados y comida procesada)
• Mal control del estrés (cambios hormonales e influencia en el comportamiento alimentario)
¿Qué podemos hacer?


1-MOVERNOS:

 Aprovecho el doble sentido de la palabra, poniendo el acento en la acepción literal de movimiento. Muchos problemas de salud que hoy padecemos tienen base en la inactividad física que promueve el aumento de peso y el desarrollo de patologías músculo esqueléticas derivadas de la falta de movimiento y de posturas inadecuadas.
Para moverse no es imprescindible ir al gimnasio ni salir a andar, cada uno debe buscar aquella actividad que está dentro de sus posibilidades, gustos y tiempo disponible, pero, en cualquier caso, hay que tomar conciencia de que el movimiento debe producirse a diario y cuanto más, mejor

2-COMER CONSCIENTEMENTE:

Ajustar el tamaño de la ración
Evitar el aumento de valor energético en las preparaciones culinarias de diario (nata, mantequilla, embutidos, etc)
Evitar picoteos
Programar en lo posible los menús diarios y la adquisición de alimentos
No comer por compromiso
Comer despacio y masticar bien, disfrutar del placer de comer, eso sí, con moderación.
No distraerse con otras actividades en el momento de comer (tv, ordenador, etc)
Evitar comer y cenar “tarde”, en España, esto puede traducirse como comer antes de las tres de la tarde y cenar ligero y antes de las diez de la noche.
Adecuar la ingesta al gasto, no podemos comer como en los años 60 cuando la mayoría de los trabajos eran físicos y se acudía a ellos andando o en tranvía y no había calefacción en las casas ni en los vehículos.
Evitar caer en dietas milagrosas que proliferan en determinadas estaciones del año, por cierto, estamos en plena época de “dietas mágicas” para verano, cuidado, en el mejor de los casos perderéis dos y ganareis tres o más, además, a fuerza de seguir este tipo de pautas, aunque sea intermitentemente, es posible que perdáis el gusto por comer y seguramente conseguiréis un organismo ahorrador, y probablemente algún problema de salud.

Espero que estos consejos os hagan reflexionar y a ver, si entre todos, conseguimos mejores resultados en el próximo Estudio Nutricional que se realice en España.
Yolanda Pontes

Publicado en 15/05/2016 por Yolanda Pontes Home, Noticias 0 52

Dejar un comentarioLeave a Reply

Debe iniciar con la sesión iniciada para poner un comentario.
Comparar 0
Ant.
Sig.