XVII Escuela de Nutricion Francisco Grande Covian

XVII Escuela de Nutricion Francisco Grande Covian

La semana pasada estuvimos en Santander, asistimos al curso “De la genómica nutricional a la nutrición personalizada” organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y al que han acudido como ponentes investigadores de talla internacional para contarnos los últimos avances en el estudio de esta ciencia realizados por sus respectivos grupos de trabajo.

La genómica nutricional estudia el conjunto: genoma humano- nutrición- salud, descubriendo interacciones genes-dieta con el objetivo de diseñar una alimentación individualizada para cada persona que disminuya el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas no transmisibles que actualmente son la primera causa de muerte en el mundo.

Todos los temas abordados fueron de enorme interés, la Dra. Dolores Corella de la Universidad de Valencia nos puso al día sobre la metodología utilizada en la investigación de interacciones gen- dieta. Parecía que una vez conocido el genoma humano se iban a poder sacar conclusiones de forma inmediata y, no es así en absoluto, hoy resulta fácil y barato conocer el genoma de cada persona, hay muchas empresas dedicadas a ello, se puede saber por menos de 200 euros, la dificultad está en la interpretación de los resultados, queda aún mucho por investigar para poder llegar a esa nutrición personalizada.

El profesor Moreno de la Universidad de Zaragoza abordó el tema “La programación metabólica durante los 1000 primeros días de vida” (tiempo de embarazo+ 1º y 2º año de vida) donde destacó la influencia de la alimentación

de la madre durante el embarazo y la del niño en los dos primeros años en el desarrollo de enfermedades en el adulto.

El profesor Ordovás , que dirige el laboratorio de Nutrición y Genómica en la Universidad de Tufts ,nos habló desde Boston y se refirió a la Nutrición como “La herramienta que esculpe el genoma humano” y a la Epigenética como “la Gramática del genoma” , insistió en que aún queda mucho por descubrir, en la misma línea que la Dra. Corella, tenemos toda la información sobre el genoma pero la dificultad está en la interpretación, y, lo malo, dijo ( recordando una frase de Jean Mayer , muy utilizada por su maestro, el profesor Grande Covián) es que “Los que hablan de Nutrición no saben y los que saben no hablan”, refiriéndose a esa precipitación en dar recomendaciones sobre consumo o no consumo de alimentos sin el fundamento científico adecuado. Como ejemplo, se refirió a los lácteos indicando que no hay ninguna razón para desaconsejar su consumo moderado (como el del resto de alimentos) en aquellas personas que conservan la actividad de lactasa o que no son alérgicas a las proteínas que contienen, no obstante, dijo, con humor “el que quiera pagar productos más caros en el supermecado, que lo haga”.

El profesor Aguilar del Instituto de Recerca nos habló del papel de nuestro segundo genoma, refiriéndose a los microorganismos alojados en nuestro organismo , que son propios de cada persona y susceptibles de cambiar con la alimentación, fármacos, etc , que tienen su propio genoma y que superan con mucho el número de células totales de nuestro cuerpo , el campo de investigación en este aspecto es muy grande , entre otras cosas, para establecer asociación entre microorganismos y diferentes patologías.

El Dr. M Serrano profesor emérito de la Universidad Complutense expuso de forma magistral todos los factores (genéticos, ambientales) que intervienen en la expresión clínica de la Diabetes.

El profesor Jordi Salas de la Universidad Rovira I Virgili expuso diferentes estudios que avalan el consumo de lácteos, en particular yogurt para disminuir el riesgo de padecer diabetes tipo 2.

El profesor Alfredo Martínez de la Universidad de Navarra , que con sentido del humor y haciendo Patria, acudió a dar la conferencia con un pañuelo rojo al cuello por aquello de los San Fermines, habló de “Nutrición de precisión y tecnologías ómicas en el tratamiento de la obesidad” , coincidió con la Dra. Corellas y el profesor Ordovás en que con una nutrición individualizada se podrán prevenir y o tratar numerosas enfermedades pero queda mucho por interpretar , de manera que lo más sensato en el momento actual ( dado que las interacciones gen-dieta son individuales) es ser cauto en dar recomendaciones generales para todo el mundo, ya que lo que es beneficioso para la mayoría puede ser perjudicial para algunos y seguir investigando para conseguir esa “Nutrición de precisión” que , sin duda será una herramienta valiosa para disfrutar de una salud óptima.

Como conclusión de este interesante evento, deciros que, como veis, los científicos están en ello, no paran y tienen mucho material de trabajo, pero es una pena que no sean ellos quienes se prodiguen en los medios de divulgación para evitar que la información que llegue a la población general sea la proporcionada por quienes “no saben”, como decía el profesor Ordovás parafraseando a Mayer.

Fdo.

Yolanda Pontes

Publicado en 22/07/2016 por Yolanda Pontes Home, Eventos 0 467

Dejar un comentarioLeave a Reply

Debe iniciar con la sesión iniciada para poner un comentario.
Comparar 0
Ant.
Sig.