XVII Reunión de la Sociedad Española de Nutrición

XVII Reunión de la Sociedad Española de Nutrición

Del 2 al 5 de noviembre se ha celebrado en Santiago de Compostela la XVII Reunión de la Sociedad Española de Nutrición. Interesantes los temas abordados y las conclusiones.

Os dejo un resumen de lo que me ha parecido más interesante

-Microbiota intestinal y envejecimiento. Al envejecer disminuye la biodiversidad (riqueza de especies diferentes) y aumenta la disbiosis (desequilibrio entre especies), influyen la dieta, los fármacos y el lugar de residencia entre otros factores.

No se conoce si los cambios en la microbiota disminuyen la función del sistema inmune y del sistema nervioso o es el envejecimiento del sistema inmune y nervioso lo que produce esos cambios en la microbiota.

La utilización de probióticos en adultos mayores (ancianos) podría mejorar la salud, algunos trabajos evidencian mejoras en la memoria, sueño, función cerebral y sistema inmune.

-Ácidos grasos omega 3. Los ácidos grasos poliinsaturados (AGPI) omega 3 son nutrientes esenciales que intervienen en diferentes procesos fisiológicos a lo largo de toda la vida. Su ingesta, tanto en niños como en mayores está por debajo de las recomendaciones internacionales.

Un consumo adecuado en la infancia desempeña un papel importante en el desarrollo del cerebro y la cognición.

Una ingesta adecuada contribuye de forma significativa a la prevención de enfermedad cardiovascular: disminución de triglicéridos, prevención de trombosis, aumento de la dilatación arterial, inhibición del crecimiento de la placa de ateroma, prevención de arritmia y parada cardiaca. Sin embargo, no puede decirse que tengan beneficio para prevenir algunas complicaciones como fibrilación auricular.

Sería deseable ingerir del 0,1-1% de la energía total diaria (250mg a 2,25g) AGPI omega tres de cadena larga, preferentemente, obtenidos de pescados azules de pequeño tamaño como boquerones, sardinas, caballa. También de alimentos fortificados en omega tres, como los lácteos.

-Ambioma y patología metabólica-La heredabilidad perdida de la obesidad:

La obesidad estaría en el origen de la patología metabólica generando inflamación y consecuentemente resistencia a la insulina, con el tiempo aparecerá diabetes tipo II, dislipemia, esteatosis hepática no alcohólica, estado protrombótico, hipertensión y enfermedad cardiovascular.

Las variantes génicas descubiertas sólo explican el 2,5% del 70% de la herencia del índice de masa corporal.

Hay interacción genética-ambiente. Los estilos de vida (dieta, actividad física, etc.) interaccionan con el riesgo genético de obesidad. Así, se define Ambioma como el conjunto de elementos no genéticos cambiantes, que rodean al individuo y junto con el genoma conforman el desarrollo y construcción del ser humano generando salud o enfermedad

 -Nutrición del mayor en el siglo XXI

En España, actualmente la población mayor de 65 años es el 18%, en 2031 será el 25% y el 34% en 2066.

La población centenaria actualmente es de 15-16000 personas y pasará a ser de 220.000 en 50 años. Las personas de 80 años pasarán a ser los jóvenes de los mayores.

Las mujeres viven de media 7,5 años más que los hombres, pero en calidad de vida, solo 5 años más ya que sufren más caídas, tienen más trastornos anímicos, malnutrición, dolor, etc.

Hay oportunidad de intervención en factores de riesgo y patologías asociadas a la alimentación en los adultos mayores:

Postmenopausia, malnutrición por exceso o por defecto, estado anímico, función cognitiva, osteoporosis, sarcopenia, polimedicación, salud oral, auditiva (ácidos grasos omega tres y ácido fólico pueden prevenir la falta de audición), ocular, gastrointestinal, etc.

Los requerimientos nutricionales de los mayores son diferentes de los más jóvenes, es frecuente el déficit de micronutrientes en la población mayor, especialmente, de vitamina D y B 12. También es frecuente la desnutrición proteico calórica. La situación es muy variable según estén en el hogar, residencia, hospital, etc.

Según el estudio ANIBES en España la población entre 65-75 años ingiere 1500-1700kcal/día

Con un perfil calórico desequilibrado, aunque el consumo de alimentos se acerca más al patrón de dieta mediterránea que el de los jóvenes. Insuficiente cantidad de fibra y de hidratos de carbono.

En cuanto a la hidratación, la ingesta de agua es inferior a 1600ml/día.

Es fundamental asegurar una buena hidratación. Considerar que muchos fármacos afectan el estado nutricional y la hidratación.

Es muy importante la socialización de las personas mayores a la hora de comer.

El ejercicio físico ayuda a prevenir las caídas ya que mejora el equilibrio aumentando la estabilidad. El yoga parece ser el más eficaz en este sentido y también el más elegido por las personas de edad.

-Gasto energético y actividad física.

El ejercicio físico tiene un papel regulador sobre el apetito y probablemente sobre el balance hídrico.

El músculo esquelético es un auténtico órgano endocrino que durante la contracción secreta miokinas, sustancias asociadas a una mejora en la utilización de la glucosa actuando por diferentes vías, también mejora la oxidación de ácidos grasos y el pardeamiento del tejido adiposo blanco

Un 40-60% de la población es inactivo o insuficientemente activo, grupo de riesgo especial adolescentes entre 13-17 años

Se deben crear marcos estratégicos de promoción de actividad física a nivel estatal, identificar las barreras y actuar sobre los grupos de riesgo

-Dianas actuales en el tratamiento de la obesidad

El hipotálamo es la diana terapéutica más factible, en él se centra la búsqueda de nuevos fármacos que actúen en neuronas relacionadas con la ingesta y el gasto.

El fármaco ideal debería disminuir el peso corporal, mejorar la función hepática, cognitiva, los marcadores de riesgo cardiovascular, la homeostasis de la glucosa y además carecer de efectos secundarios.

Actualmente se dispone de liraglutida (GLP1 agonista), eficaz para disminuir el peso corporal por disminución del apetito y aumento del gasto energético, mejora la homeostasis de la glucosa y tiene pocos efectos secundarios.

Se desarrollan moléculas quiméricas que actúen sobre dos receptores (agonistas Glucagón/GLP1) e incluso sobre tres (Glucagón/GLP1 y GIP)

Estas moléculas actuarían disminuyendo el peso corporal, la adiposidad, el colesterol, la prevalencia de esteatosis, y aumentarían la tolerancia a la glucosa.

-Influencia de la nutrición materna en la salud fetal y postnatal

En el embarazo debe evitarse tanto la obesidad como el miedo a comer, ambas cosas se traducirán en perjuicio para la salud del bebé.

Se utiliza el término “pregorexia” para referirse al miedo a engordar durante el embarazo. La escasez de nutrientes en la primera mitad del embarazo se asocia a riesgo de malformaciones congénitas. En la segunda mitad se asocia a retraso de crecimiento uterino y fenotipo de gen ahorrador que favorecerá el desarrollo de obesidad en el niño y en la edad adulta.

En el otro extremo, la obesidad materna se asocia con más adiposidad en la descendencia y programación fetal de la obesidad. Hay que evitar que la mujer llegue obesa al embarazo ya que habrá desde el inicio alteración en la transferencia de nutrientes, la placenta tiene receptores de insulina, se acumularán lípidos, proteínas, etc afectando el crecimiento del feto.

-Ejercicio físico y microbiota intestinal

El ejercicio induce un aumento en la biodiversidad de la microbiota y reduce el número de patógenos. Reduce los mediadores de inflamación y aumenta los enzimas antioxidantes.

Aumenta en el intestino la producción de butirato (ácido graso que mejora la función del intestino)

Hasta aquí el resumen. Espero que os haya gustado

Hasta pronto

Yolanda Pontes

Publicado en 14/11/2016 por Yolanda Pontes Home, Noticias 0 109

Dejar un comentarioLeave a Reply

Debe iniciar con la sesión iniciada para poner un comentario.
Comparar 0
Ant.
Sig.