¿Es malo comer palomitas? ¿Engordan?

¿Es malo comer palomitas? ¿Engordan?

Dos preguntas frecuentes en la farmacia. La verdad no sé qué tienen las palomitas para que os gusten tanto, a mí no me “dicen” nada. Cuando las tomo, me parece que estoy masticando aire salado. Tal vez su interés reside en que se asocian con momentos agradables de la vida como las tardes de cine en la niñez con padres y abuelos o, ya de mayor, con los amigos o simplemente una  “kedada” en casa para ver una película y tomar palomitas.

Sea como fuere y dado el interés que despiertan, se merecen unas líneas para hablar de sus virtudes y defectos.

En primer lugar, en Farmacia Yolanda Pontes queremos recordaros que un alimento no es bueno ni malo ni engorda, es cuestión de cuánto, cuándo, cómo, quién y nivel de actividad física.

  • Cuánto: En este caso, dado el volumen que alcanzan los granos al inflarse, con una ración muy pequeña de maíz se consigue una ración abundante de palomitas (una cucharada rasa de granos al inflarse llena un bol de cereales de desayuno) puede considerarse una ración adecuada.
  • Cuándo: Como sabéis, estamos sujetos a ritmos circadianos (de 24 horas), esto supone que fabricamos sustancias diferentes y en distinta cantidad para adaptarnos a la actividad y el descanso. La insulina es una de estas sustancias (se encarga de recoger el azúcar de la sangre y llevarla a los lugares donde es necesaria) y se fabrica en menor cantidad cuando nos acercamos a la hora del descanso nocturno de manera que la tolerancia a los hidratos de carbono disminuye así el almidón que contienen las palomitas, que en definitiva es glucosa, nos lo quedaremos “puesto” en mayor medida si las tomamos durante la noche que por el día. Dicho esto, no hay que caer en  extremismos de “no, hidratos por la noche no”. En primer lugar, por la noche la ración de alimento debe ser muy moderada en general, sobre todo si no se va a desarrollar ninguna actividad o no se trata de  un deportista que tenga un evento o entreno al día siguiente. En segundo lugar, los hidratos de carbono se encuentran principalmente en frutas, verduras, pan, pasta, patatas, legumbre  y arroz, naturalmente no en la misma cantidad ni del mismo tipo. Quedaros con la idea de que por la noche es preferible tomar los hidratos de carbono de verduras y hortalizas lo cual no significa que no se pueda tomar una fruta o una sopa ligera o un trozo de pan para acompañar o una cucharada de granos de maíz en forma de palomitas.
  • Cómo: La forma de preparar los alimentos influye en su valor nutricional y de manera importante en su valor calórico. No es lo mismo consumir palomitas hechas en casa con los granos de maíz y una pizca de aceite de oliva virgen extra y si se desea, una pizca de sal que hacerlas con una buena cantidad de mantequilla y un exceso de sal o azúcar o, peor aún, consumir palomitas de las que vienen en bolsa ya preparadas para hacer en microondas. La cantidad de grasa en las palomitas de bolsa no es nada despreciable ya que puede llegar a un 30% y además no ser saludable (grasa trans y aceite de palma).
  • Quién: Las personas somos diferentes a la hora de procesar los alimentos ingeridos y obtener de ellos la energía. Además, a  partir de los 40 años, más o menos, disminuye el gasto energético un 10% cada década de manera que si se sigue comiendo igual y no se incrementa notablemente el nivel de actividad física lo normal será aumentar de peso hasta alcanzar los 65-70 años. 
  • Nivel de actividad física: El gasto energético diario total de las personas sedentarias corresponde en un  80%  al gasto metabólico en reposo, es decir, lo que gasta el cuerpo en mantener las funciones vitales. La actividad física en estas personas supone un 10% del total y el resto, otro 10% corresponde al gasto en procesar los alimentos una vez ingeridos.
  • Como veréis, aumentar el nivel de actividad física es lo más rentable a la hora de controlar el peso. De hecho, es mucho mejor que las restricciones calóricas exageradas que al final conducirán a un menor gasto de energía y, por tanto, a tener cada vez más dificultad para mantener un peso corporal saludable.
  • Conclusión: no es malo tomar palomitas y no os harán aumentar de peso si las hacéis de la forma que os voy a indicar (cómo), si además tomáis una ración moderada (cuánto) y sustituyendo una merienda o almuerzo (cuándo) y mejor aún, si gastáis lo ingerido haciendo ejercicio (nivel de actividad física). Naturalmente, no será lo mismo si las toma un niño de 10 años que un adulto de 60 años (quién), pero ese aspecto no está en nuestra mano solucionarlo.

palomitas2

Ingredientes:

  •  Cucharada de granos de maíz para hacer palomitas (variedad que explota con el calor)
  • Opcional: ½ cucharadita de aceite de oliva, pizca de sal.
  • Utensilios: Sartén o palomitero de silicona para microondas

Preparación: Personalmente, prefiero el palomitero ya que se hacen en pocos minutos en microondas y no hay más que poner los ingredientes en su interior, pero pueden prepararse en sartén con un poco más de tiempo y tapando para evitar que salten.

Valor nutricional:

Energía : 45kcal la ración que veis, correspondiente a 10g de granos y el aceite, 30kcal sin el aceite. Nutrientes: Hidratos de carbono (almidón), grasa insaturada, fósforo, calcio, potasio, magnesio, vitaminas del grupo B y polifenoles.

Espero que os gusten.

Hasta pronto

Yolanda Pontes

Publicado en 09/02/2017 por Yolanda Pontes Home, Nutrición, Actividad Física... 0 615

Dejar un comentarioLeave a Reply

Debe iniciar con la sesión iniciada para poner un comentario.
Comparar 0
Ant.
Sig.