Después de la tempestad llega ............. Alerta por ola de calor

Después de la tempestad llega ............. Alerta por ola de calor

En esta entrada no vamos a hablar de nutrición, sino de la alerta por calor que tenemos desde el día 21, es la primera de este año, puede haber más y conviene conocer algunos aspectos para prevenir sus consecuencias.

En esta ocasión, no es grave, es de nivel 1 y se debe a que la temperatura máxima prevista para el domingo es superior a 36,5°C.

COMO CONSECUENCIA DE LA SUBIDA BRUSCA DE TEMPERATURA PUEDEN ORIGINARSE PROBLEMAS DE SALUD:

Decaimiento y agotamiento debido a pérdida de líquidos y electrolitos: sed intensa, cansancio, mareo, náuseas, hipotensión

Calambres: pérdida de sales y electrolitos

Edema: hinchazón en pies y tobillos

Síncope: mareo repentino

Golpe de calor: Puede aparecer de golpe o tras varios días de calor. Consiste en un aumento de temperatura del cuerpo hasta el extremo de que la pérdida de agua y sales provoca tal alteración de los mecanismos funcionales que origina una urgencia médica ya que es de evolución rápida (1-6h). Puede ocasionar la muerte en menos de 24h si no se trata.

Pueden alertarnos los siguientes síntomas en el golpe de calor:

  • Sed intensa
  • Boca seca
  • Dolor de cabeza con sensación de latido u opresión
  • Piel enrojecida
  • Agotamiento, vértigo
  • Dolor de estómago,
  • Náuseas, falta de apetito
  • Estado de confusión
  • Convulsiones
  • Diuréticos: furosemida, torasemida, etc
  • Antiinflamatorios no esteroideos: ibuprofeno, dexketoprofeno, diclofenaco, etc
  • Betabloqueantes: propranolol, bisoprolol
  • Anticolinérgicos: antidepresivos, antihistamínicos, neurolépticos
  • Antibióticos
  • Antiepilépticos: fenitoína, carbamazepina, topiramato, ácido valproico, etc

La actuación ante sospecha de golpe de calor debe ser rápida: llamar al servicio de urgencias y mientras acude, tumbar a la persona y levantar las extremidades poco a poco. Hidratar si está consciente y colocar compresas frescas en toda la piel para bajar la temperatura.

LOS GRUPOS DE RIESGO PARA PADECER LAS SITUACIONES ANTERIORES SON:

Niños menores de 1 año, son más susceptibles a la deshidratación por inmadurez de mecanismos de termorregulación y dependencia.

Mayores de 80 años, sobre todo, si viven solos, tiene problemas cognitivos, escaso apoyo familiar. Los ancianos tienen disminuida la sensación de sed, con frecuencia toman medicamentos que pueden favorecer la deshidratación y tienen disminuidos los mecanismos de termorregulación.

Personas con diferentes enfermedades: cardiovasculares, metabólicas, pulmonares, renales, neurológicas.

Personas que consumen determinados fármacos:

Personas con consumo elevado de alcohol

Personas con sobrepeso u obesidad

Personas que trabajan o hacen deporte al aire libre en zonas con temperatura elevada

PARA PREVENIR LOS EFECTOS SOBRE LA SALUD DE LAS TEMPERATURAS ELEVADAS

OS DEJAMOS UNOS CONSEJOS

Para casa

Evitar la entrada de sol, bajar persianas, toldos

Permanecer en las zonas más frescas

Hidratarse convenientemente

En la calle

Buscar zonas de sombra

Utilizar ropa ligera, holgada y de colores claros

Proteger la cabeza del sol con gorras o similar

No permanecer en un vehículo expuesto al sol

No hacer deporte a las horas de máximo calor

Si tomáis medicamentos

Precaución si consumes alguno de los indicados anteriormente

Ante el menor síntoma relacionado con los mencionados, acudir al médico y si se agravan, llamar al 112

A la hora de comer: Lo dejo para lo último no porque sea lo menos importante sino por todo lo contario.

Alimentos y platos que consumir de preferencia:

Ensaladas

Gazpachos

Cremas y purés fríos de verduras

Frutas de todos los tamaños y colores.

Los alimentos anteriores contienen entre un 80 y 90% de agua y deben componer la base de la alimentación en verano ya que aportan agua y electrolitos de los que se pierden por sudor.

Esto no quiere decir que no se deban tomar sopas u otras comidas calientes, siempre que sean acuosas y fáciles de digerir.

Evitar comidas copiosas y de digestión lenta, como las que contienen abundante grasa.

Evitar el abuso de bebidas que aumenten la eliminación de líquidos como:

Bebidas de cola

Café

Evitar el alcohol, favorece la deshidratación y dificulta la termorregulación

Por último, hidrataos abundantemente, por dentro y por fuera y recordaros que la mejor bebida de hidratación es el agua.

Para aquellos que protestáis del agua y os quitáis la sed con refrescos, me gustaría que probaseis a poner en el agua un chorrito de zumo de limón o de zumo de naranja o mandarina y un trocito de la cáscara bien lavado. Cambia el sabor, no añade prácticamente calorías y evita azúcares o edulcorantes además del resto de aditivos para conservar y conseguir burbujas que contienen los refrescos. No digo que no se pueden tomar, pero, no como medio habitual para quitar la sed.

Si consultáis el blog encontrareis ensaladas y otros platos frescos.

Hasta pronto.

Publicado en 22/06/2018 por Yolanda Pontes Home, Noticias 0 206

Dejar un comentarioLeave a Reply

Debe iniciar con la sesión iniciada para poner un comentario.
Comparar 0
Ant.
Sig.